El número de primavera de la Revista Òmnium dedica seis páginas a analizar la estrategia de internacionalización de Cataluña. Albert Royo, vicepresidente de Horitzó Europa y autor del reportaje, considera que, a pesar de su potencial, Cataluña es poco conocida en el exterior y analiza los dos elementos que, desde su punto de vista, tienen que constituir la base de la estrategia catalana de proyección internacional: la marca Cataluña y los instrumentos de acción exterior.

Ante los retos sociales, políticos y económicos de un mundo cada vez más globalizado, las naciones europeas necesitan coordinarse a un nivel supranacional. Una Unión Europea con más poder fiscal y político, por lo tanto, forma parte de la solución. Una solución que no comparte el profesor de filosofía Europea del European Institute de la London School of Economics, Simon Glendinning, quien argumenta que los pasos hacia una federación representarán el fin de la libertad. Unos Estados Unidos de Europa, con la consecuente pérdida significativa de soberanía, no es la solución que una nación puede desear. Los deseos de una nación, sin embargo, en ojos del economista Joan Costa-Font se reducen, casi, a los deseos de las élites. Por lo tanto, traspasar competencias a la UE significaría traspasar el poder de las élites nacionales a las supranacionales.

La UE y América del Sur tienen que dejar de darse la espalda porque los dos bloques se necesitan

En un mundo globalizado como el actual, donde la fuerza de China parece condicionarlo todo, las restantes potencias deben elegir entre esforzarse para entenderse con el dragón asiático o construir una alianza con otros bloques continentales. La primera opción presenta resultados inciertos y comporta jugarse el futuro a una sola carta. La segunda opción, en cambio, ofrece más alternativas y refuerza un modelo de relaciones internacionales más equilibrado.

Hoy hace 20 años de la publicación en el Diario Oficial de la Comunidad Europea (DOCE) de la “Resolución sobre las lenguas de la Comunitat i la situació del català Aprobada por el Parlamento Europeo el once de diciembre de 1990, gracias al impulso del entonces eurodiputada y actual vicepresidenta de la Comisión Europea, Viviane Reding, que recogió una petición de los parlamentos de Cataluña y las Islas Baleares.

En la última cena coloquio organizada por Horitzó Europa en Barcelona, Vicent Partal, director de Vilaweb y vicepresidente del European Journalisme Center, abordó las repercusiones de la reciente filtración masiva de documentos secretos de los Estados Unidos (unos 253.000) hecha por WikiLeaks por medio de cinco medios escritos (The Guardian, New York Times, Le Monde, Der Spiegel i El País), así como los claroscuros de las acciones de la organización fundada y dirigida por el australiano Julian Assange.

El cena-debate de Horitzó Europa en Bruselas con Anna Parés, decana del colegio de politólogos y sociólogos, que se celebró con ocasión de la visita de estudios bianual del colegio a las instituciones europeas fue un éxito de participación. La treintena de asistentes, entre los que se podían contar tanto colegiados y colegiadas, como gente vinculada a las instituciones europeas e incluso el eurodiputado por el grupo socialista Raimon Obiols, disfrutaron de la presentación de la decana centrada en un primer momento en el papel, evolución y actividades del colegio y después en las variables que afectarán tanto a la participación como a la dirección del voto en las elecciones en el Parlamento de Cataluña de 28 de Noviembre de 2010.

Después de más de 10 meses de la catástrofe de Haití, el país vuelve a ser noticia estos días por culpa del brote de cólera que está afectando a su población. El gran despliegue de ayuda internacional movilizado y el cuestionamiento de su capacidad de actuación pusieron en evidencia la respuesta de organismos internacionales ante este tipo de catástrofes. Es por este motivo que la Fundación Catalunya Europa ha decidido tratar este tema en una de sus sesiones del Ciclo Pensem Europa para conocer los mecanismos de actuación tanto a nivel europeo como a nivel local.

Hoy, el secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López, ha declarado en Bruselas que el Estado español “no paga las traducciones del catalán en la UE y que no lo piensa hacer”, incumpliendo los compromisos adquiridos con las instituciones comunitarias desde 2005.

Horitzó Europa considera totalmente inaceptable la falta de seriedad y la actitud del Gobierno español, que vuelve a demostrar que los catalanoparlantes son tratados como ciudadanos de segunda dentro del Estado español y dentro de la Unión Europea.

Albert Moreno, delegado de la Generalitat de Catalunya ante de la Unión Europea, repasó el papel de Cataluña en Europa en el marco de la Cena Europea, organizada conjuntamente entre Horitzó Europa y Catalunya Empresa Oberta, en Bruselas.

Albert Moreno hizo un balance positivo de la representación de Cataluña ante las instituciones europeas. Según el delegado, la aprobación del Estatuto de Cataluña y su desarrollo, que dio lugar a la creación de la Delegación, ofrece nuevas herramientas al Gobierno de la Generalitat, aunque la interlocución con las instituciones queda lejos del de una representación permanente estatal (REPER). A pesar de eso apuntó que desde la aprobación del Estatuto se han reforzado las tareas de coordinación de la acción de gobierno de cara a la UE y el esfuerzo de transferencia de información sobre legislación europea a los Departamentos.